Comisiones Obreras - Federación de Servicios Privados

Comisiones Obreras - Federación de Servicios Privados
Congreso fusión

martes 21 de mayo de 2013

SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO. ESPAÑA

Morón: dos semanas y un día

  • 80 trabajadoras de ayuda a domicilio en Morón (Sevilla) mantienen desde hace 16 días una huelga indefinida y un encierro en el ayuntamiento

La lucha que protagoniza casi un centenar de mujeres que atiende el Servicio a Domicilio de Morón (Sevilla) es el episodio más sonado una cadena de problemas laborales con un denominador común: cada vez hay menos recursos económicos para pagar los servicios asociados a la dependencia.

Fuente: Elaboración propia. En el caso de Morón, la empresa gestora es la fundación Aproni. Desde que asumió el servicio en enero de 2012 los problemas para abonar las nóminas han sido frecuentes, pero ahora el retraso supera los dos meses. Algunas trabajadoras han hecho colectas para comprar bienes de primera necesidad destinados a las compañeras más necesitadas o con más hijos.

Sin embargo, la solidaridad a escala entre  las trabajadoras del SAD no se reproduce entre las tres partes responsables de su situación: la empresa, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Ésta debe pagos atrasados y la última partida recibida corresponde a 2012.

Aunque el Ayuntamiento anunció recientemente un "principio de acuerdo" con la Fundación Internacional Aproni para rescindir "de forma amistosa" el contrato, aún no se ha concretado acuerdo alguno. Este principio de acuerdo contemplaría un abono, a cargo del Ayuntamiento, de alrededor de 160.000 euros a Aproni y el compromiso de la fundación de destinar ese montante a pagar las dos nóminas que adeuda a la plantilla.

María de los Ángeles Gómez, en ese sentido, ha manifestado que aunque el colectivo de trabajadoras esperaba para este martes una reunión decisiva entre el Ayuntamiento y Aproni, "la reunión no se ha celebrado". Su decisión es mantener la protesta mientas no se asuma un compromiso efectivo de pago y se regularice la situación para los próximos meses. 

Este caso amenaza con ser únicamente la punta de un iceberg que puede congelar hasta su extinción un servicio social imprescindible. Ávila, Guadalajara o  Madrid son otros puntos calientes de un sector al que la asfixia económica y la inacción empresarial están situado en el peor escenario de su breve existencia.

Todas las señales conducen en la misma dirección y encienden las mismas alarmas: no hay voluntad política de apoyar la dependencia. Se abusa del argumento económico para debilitar un servicio en el que algunas administraciones y reconocidas fuerzas políticas nunca han creído.

Pero ahora, además de la supervivencia de un servicio básico, está en juego toda una actividad económica que genera riqueza, trabajo y que en todos los países desarrollados es considerara un pilar fundamental del estado del bienestar y una de las actividades con mayor potencial de crecimiento.

España de nuevo planifica su presente sin considerar el futuro. Si se aplica el programa de reformas aprobado por el Consejo de Ministros el 26 de abril – al que ya nos referimos en un artículo anterior- el sector estará herido de muerte. Y con él "morirán" 35.000 puestos de trabajo y la atención que actualmente reciben más de 700.000 personas.

Morón: dos semanas y un día

martes 21 de mayo de 2013